Categories
Tecnología

Mensajes de texto masivos: cómo impactar al cliente

Una estrategia de outbound no está completa si no se incluyen los mensajes de texto masivos para llegar al cliente.

Los tiempos han cambiado y con el advenimiento de la tecnología es mucha la información que tenemos a nuestra disposición.

Ante este acontecimiento, el mundo ha respondido de una manera positiva y muy entusiasta.

Por este motivo, las empresas deben sacar el máximo potencial a la tecnología, en este caso, los mensajes de texto.

¿Cómo? En este artículo te muestro 3 claves infalibles para crear un mayor impacto en tus clientes.  

Mensajes de texto masivo, un recurso muy valioso

El texto forma parte fundamental de cualquier comunicación, una simple imagen puede no estar transmitiendo la verdadera intención del creador, pero cuando se acompaña de palabras, la imagen cobra sentido.

La lectura nos permite sentir, imaginar, comprender, reflexionar y entender, a través de ella podemos sacar conclusiones que nos ayudan a tomar decisiones en cualquier ámbito de nuestras vidas.

Sabiendo esto, podemos decir que una campaña de comunicación exitosa debe generar el efecto deseado en el cliente. Pero para ello, es importante lograr que el consumidor preste atención y pueda comprender lo que se está comunicando.

Entonces, si quieres atraer toda su atención de manera voluntaria, lo mejor será priorizar una estrategia de mensajes de texto masivos sobre cualquier otra técnica de comunicación.

¡Cuidado! Estos textos no deben ser tomados a la ligera, enfócate en su diseño, piensa cómo puedes lograr tu objetivo.

Recuerda que la interpretación del mensaje la hace el cliente para sacar conclusiones sobre elegir tu marca o irse con la competencia.

 

¡3 puntos clave para impactar a tus clientes con mensajes de texto masivos!

Cuando una estrategia de comunicación está bien diseñada es capaz de provocar un efecto positivo en el cliente que llegue hasta sus emociones. El cliente debe sentir que nuestro mensaje lo ayudó a mejorar algo en su vida.

Pero para lograrlo debemos dar foco a tres puntos que serán clave para el éxito de esta estrategia. Veamos cuáles son:

1. El texto: selecciona las palabras correctas

Antes de escribir nuestro mensaje debemos trazarnos un objetivo, pregúntate ¿Qué comportamiento quiero generar en los clientes y cuál es la intencionalidad que necesito transmitir para conseguirlo?

Una vez que ambos aspectos son considerados, entonces nos enfocaremos en la selección del palabras y en la redacción del texto.

Debemos tener cuidado con esto, ya que del tipo de palabras que usemos y de la redacción aplicada se entenderá o no la intencionalidad de la comunicación.

Por eso es muy importante reforzar el qué y cómo lo decimos, porque el mensaje podría tener un efecto contrario a lo que realmente estamos buscando.

2. El entorno

No se trata de enviar un mensaje por enviarlo, el texto debe proporcionar valor al usuario. Es decir, conocer el contexto en el que está viviendo el cliente actualmente te ayudará adaptar el contenido para obtener un resultado positivo.

Cuando comunicamos promociones, ofertas o descuentos que no aplican para la condición actual del cliente, el mensaje carece de sentido porque no podrá aprovechar estos beneficios.  

Muchas veces, pensamos que los clientes quieren un descuento para pagar sus deudas, cuando lo que necesitan realmente es tiempo hasta que puedan cobrar su sueldo y saldar su cuenta.   

Entonces, cuando nos tomamos el tiempo de analizar el contexto nos daremos cuenta de la verdadera necesidad del cliente y adaptaremos la comunicación a su realidad. De esta manera la comunicación es mucho más potente y efectiva.

3. El mejor intérprete es el lector

Otro error que solemos cometer es asumir que todos los lectores interpretarán el mensaje de la misma manera que nosotros lo haríamos, pero esto no así.

Todos los usuarios son distintos, cada uno de nosotros tenemos una comprensión diferente de lo que se nos muestra por escrito.

El entendimiento del mensaje está condicionado por las vivencias, conocimientos o modelos sociales particulares, por lo que cada persona le dará un sentido diferente a un mismo texto.

Para evitar malentendidos lo mejor será segmentar la población a la cuál dirigimos nuestra comunicación y clasificarla en base a diferentes características para que el mensaje surta el efecto que esperamos.

Dependiendo del sector en el que se desenvuelva tu negocio probablemente tengas que lidiar con clientes de diferentes edades.

Entonces, dirigirte de la manera correcta a cada generación, por ejemplo, contribuirá a una comunicación más efectiva.

Una solución ajustada a tu objetivo

¿Estás pensando en implementar una estrategia de comunicación a través de mensajes de texto masivos? Keos tiene la solución para hacerla realidad, escríbenos y te daremos toda la información necesaria para comenzar este nuevo camino.

                                     Contáctanos

                https://www.keos.co/contactanos-3/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *